28 nov. 2015

El Árbol del Relámpago. Reseña.


  Título: El árbol del relámpago

   Título original: The Lightning Tree.

   Autor: Patrick Rothfuss.

   Género: Fantasía.

  SinopsisThe Lightning Tree transcurre durante un día completo en Newarre, el pueblo donde Kvothe se oculta con el nombre cambiado y una posada como tapadera. Aunque en esta ocasión a quien vamos a seguir es a su aprendiz Bast, que nos mostrará su red de contactos infantil, su picaresca y la forma en que se deja percibir por los habitantes normales del pueblo.


   "El árbol del relámpago" es un relato de unas 50 páginas aproximadamente, sobre un día un la vida del aprendiz de Kvothe, Bast. Para los que no lo saben, estos son personajes de los fantásticos libros "El Nombre del Viento" y "El Temor de un Hombre Sabio". Originalmente, el autor iba a incluir en la antología "Rogues" (que incluye relatos de otros grandes escritores) un relato sobre Auri, otro de sus personajes, pero quedó demasiado largo (y meses después lo publicaría como una novela corta). 
   Esta saga se ha convertido en una reciente obsesión mía, por lo que si no lo han leído ¿qué esperan? Bien, el personaje Bast me gusta mucho y como sabía que había un relato corto, tenía que leerlo. Las opiniones en cuanto a este relato son... mixtas. ¿Qué pensé yo? Bueno, no fue lo que esperaba. 
Escena del relato.

   Primero que todo, esto es una precuela al primer libro, pero dichos sucesos no pasan mucho antes de "El Nombre del Viento". Un mes, como máximo. Por alguna razón, creí erróneamente que iba a suceder incluso antes de que Bast conociese a Kvothe. Sin embargo, es un día cualquiera dentro de la vida de Bast. Ahora, ¿aprendemos algo nuevo de él? Bien, en este relato nos enteramos de las "actividades" que realiza durante el día. Verán, durante el día suele estar cerca del "árbol del relámpago" donde intercambia secretos, favores con los niños del pueblo a cambio de otros secretos y favores. Nada serio, hasta que un día un niño le pide un favor grande: que se deshaga de su padre abusivo. 
  El relato está escrito maravillosamente, y no esperaba menos de Rothfuss. Aun así, puedo entender porque no es el favorito de algunos. Primero que todo, no van a encontrar algo épico. Segundo, Kvothe no aparece mucho. Lo que sí, aprendemos más sobre los Fae por lo que le cuenta a un niño. ¿Aprendemos más sobre Bast? A parte de lo que hace en el día, no mucho. Sin embargo, no pude evitar hacerme unas preguntas. Si bien Bast es mucho mayor que Kvothe, definitivamente es mas inmaduro. Esto se ve en los libros, sí, pero en este relato se vio aun mas. Me pregunto ¿cuántos años "humanos" tendría Bast? ¿Se entiende la pregunta?, ¿No? Bueno. Por su actitud, si fuese un humano, no le daría mas de dieciséis. 
   Algo que debo destacar es que, en la últimas páginas, me reí bastante. Y si bien Kvothe solo aparece al principio y al final, y no en el medio (?), aun así se ve cuanto le importa a Bast.
   Es una buena lectura y muy corta, pero no añade mucho a la historia de la saga en sí.   


Citas:
"- ¡Por todos los Dioses! No, Reshi - dijo agitando la mano frente a él y dando un paso hacia atrás. - No le digas que yo beberé de su vino. Me odia.  
El posadero ocultó una sonrisa detrás de su mano.
             - No es gracioso, Reshi. - dijo Bast enojado. - Él me lanza piedras.
             - No desde hace meses. - señaló el posadero. - Martin a sido perfectamente cordial contigo en sus últimas visitas.
- Porque no hay ninguna piedra dentro de la taberna. - dijo Bast."



"—¿Y qué hay de la gente faérica? ¿Como caldereros fae y demás? —El muchacho entrecerró los ojos—. Ahora bien, esto no es
una pregunta nueva, sino un intento de enfocar tu respuesta en curso.
Bast se echó a reír sin poder evitarlo.
—Divina pareja. ¿En curso? ¿Acaso a tu madre la asustó un Juez cuando
estaba embarazada? ¿De dónde has sacado esa manera de hablar?
—Me mantengo despierto en la iglesia —Kostrel se encogió de
hombros—. Y a veces Abbe Leodin me deja leer sus libros. ¿Qué
aspecto tienen?
—Se parecen a la gente normal —dijo Bast.
—¿Como tú y como yo? —preguntó el muchacho.
Bast luchó contra la sonrisa que pugnaba por asomar a sus labios."



"Luego el viento sopló y Bast vio algo blanco. Sintió un frío repentino,
temiendo que fuese una página libre arrancada del libro. Pocas cosas
molestaban a su maestro, por ejemplo un libro maltratado."

2 comentarios:

  1. Me encantó este relato, Bast es un personaje mega curioso y especial, y de cierta forma me ayudó a reconciliarme con mis ideas sobre él, que después de El temor estaban tambaleantes. Es como que de alguna forma confirma todo lo que yo creía sobre él y sus acciones, y a la vez te deja conocer un perfil pilluelo (?) y distinto que es muy divertido.

    Me encantó ♥

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Yo la verdad no he leído El nombre del viento, ¡debo correr a leerla! ¡Saludos!

    ResponderEliminar