28 nov. 2015

El Árbol del Relámpago. Reseña.


  Título: El árbol del relámpago

   Título original: The Lightning Tree.

   Autor: Patrick Rothfuss.

   Género: Fantasía.

  SinopsisThe Lightning Tree transcurre durante un día completo en Newarre, el pueblo donde Kvothe se oculta con el nombre cambiado y una posada como tapadera. Aunque en esta ocasión a quien vamos a seguir es a su aprendiz Bast, que nos mostrará su red de contactos infantil, su picaresca y la forma en que se deja percibir por los habitantes normales del pueblo.


   "El árbol del relámpago" es un relato de unas 50 páginas aproximadamente, sobre un día un la vida del aprendiz de Kvothe, Bast. Para los que no lo saben, estos son personajes de los fantásticos libros "El Nombre del Viento" y "El Temor de un Hombre Sabio". Originalmente, el autor iba a incluir en la antología "Rogues" (que incluye relatos de otros grandes escritores) un relato sobre Auri, otro de sus personajes, pero quedó demasiado largo (y meses después lo publicaría como una novela corta). 
   Esta saga se ha convertido en una reciente obsesión mía, por lo que si no lo han leído ¿qué esperan? Bien, el personaje Bast me gusta mucho y como sabía que había un relato corto, tenía que leerlo. Las opiniones en cuanto a este relato son... mixtas. ¿Qué pensé yo? Bueno, no fue lo que esperaba. 
Escena del relato.

   Primero que todo, esto es una precuela al primer libro, pero dichos sucesos no pasan mucho antes de "El Nombre del Viento". Un mes, como máximo. Por alguna razón, creí erróneamente que iba a suceder incluso antes de que Bast conociese a Kvothe. Sin embargo, es un día cualquiera dentro de la vida de Bast. Ahora, ¿aprendemos algo nuevo de él? Bien, en este relato nos enteramos de las "actividades" que realiza durante el día. Verán, durante el día suele estar cerca del "árbol del relámpago" donde intercambia secretos, favores con los niños del pueblo a cambio de otros secretos y favores. Nada serio, hasta que un día un niño le pide un favor grande: que se deshaga de su padre abusivo. 
  El relato está escrito maravillosamente, y no esperaba menos de Rothfuss. Aun así, puedo entender porque no es el favorito de algunos. Primero que todo, no van a encontrar algo épico. Segundo, Kvothe no aparece mucho. Lo que sí, aprendemos más sobre los Fae por lo que le cuenta a un niño. ¿Aprendemos más sobre Bast? A parte de lo que hace en el día, no mucho. Sin embargo, no pude evitar hacerme unas preguntas. Si bien Bast es mucho mayor que Kvothe, definitivamente es mas inmaduro. Esto se ve en los libros, sí, pero en este relato se vio aun mas. Me pregunto ¿cuántos años "humanos" tendría Bast? ¿Se entiende la pregunta?, ¿No? Bueno. Por su actitud, si fuese un humano, no le daría mas de dieciséis. 
   Algo que debo destacar es que, en la últimas páginas, me reí bastante. Y si bien Kvothe solo aparece al principio y al final, y no en el medio (?), aun así se ve cuanto le importa a Bast.
   Es una buena lectura y muy corta, pero no añade mucho a la historia de la saga en sí.   


Citas:
"- ¡Por todos los Dioses! No, Reshi - dijo agitando la mano frente a él y dando un paso hacia atrás. - No le digas que yo beberé de su vino. Me odia.  
El posadero ocultó una sonrisa detrás de su mano.
             - No es gracioso, Reshi. - dijo Bast enojado. - Él me lanza piedras.
             - No desde hace meses. - señaló el posadero. - Martin a sido perfectamente cordial contigo en sus últimas visitas.
- Porque no hay ninguna piedra dentro de la taberna. - dijo Bast."



"—¿Y qué hay de la gente faérica? ¿Como caldereros fae y demás? —El muchacho entrecerró los ojos—. Ahora bien, esto no es
una pregunta nueva, sino un intento de enfocar tu respuesta en curso.
Bast se echó a reír sin poder evitarlo.
—Divina pareja. ¿En curso? ¿Acaso a tu madre la asustó un Juez cuando
estaba embarazada? ¿De dónde has sacado esa manera de hablar?
—Me mantengo despierto en la iglesia —Kostrel se encogió de
hombros—. Y a veces Abbe Leodin me deja leer sus libros. ¿Qué
aspecto tienen?
—Se parecen a la gente normal —dijo Bast.
—¿Como tú y como yo? —preguntó el muchacho.
Bast luchó contra la sonrisa que pugnaba por asomar a sus labios."



"Luego el viento sopló y Bast vio algo blanco. Sintió un frío repentino,
temiendo que fuese una página libre arrancada del libro. Pocas cosas
molestaban a su maestro, por ejemplo un libro maltratado."

25 nov. 2015

Pointe: reseña.

Título: Pointe

Título Original: Pointe

Autor: Brandy Colbert.

Genero: Drama.

Sinopsis: Theodora está mejor. Está alimentándose otra vez, volvió a salir con chicos casi adecuados, y está en carrera para convertirse en una bailarina de elite. Pero cuando su mejor amigo, Donovan, aparece luego de haber estado secuestrado durante cuatro años, se ve sacudida por sucesos y recuerdos del momento del secuestro.
 Y del secuestrador...
  Donovan no dice nada sobre lo que vivió en su cautiverio y, aunque Theo sabe que ella no es culpable de lo sucedido, decir la verdad podría poner en peligro todo por lo que tanto luchó: su figura, su carrera en el ballet, su reputación, ¿su amor? ¿Es la traicionada o la traidora? Nadie sabe su secreto. Hablar sería terrible. Pero callar puede ser mucho peor.
   Brandy Colbert brilla en esta desgarradora novela sobre la verdad, sobre nuestra intimidad y lealtades. Su pluma maneja la trama mientras el lector asiste, conmovido, al drama interno de una protagonista extenuada física y mentalmente. Una historia que angustia, estremece, rebela y nos invita a no sufrir en soledad, a hablar, a pedir ayuda. Porque la única salvación es cuidarnos unos a otros.

   Antes de empezar con la reseña, voy a contar una anécdota (que añade poco y nada a la trama, pero bueno). La primera vez que vi este libro fue en Yennis, antes de siquiera leer la sinopsis estaba encantada: el titulo, la portada. Luego al leer la sinopsis, pensé "sí, suena bien". Sin embargo, fueron unos meses después, en mi viaje a Buenos Aires donde fui a la Feria del Libro, cuando lo compre. Al llegar al hotel ese día, admirando los libros que ahora me pertenecían note algo. 
   Lectura recomendada a partir de los dieciocho años.
   Si bien soplé dieciocho velas hace ya cuatro años (¡y como si eso me hubiese detenido si tuviese dieciséis!), me dije "esto va a ser más fuerte de lo que pensaba, ¿no?" Y... sí. 
   En el libro conocemos la historia de Theo, una chica en su último año de secundaria y con planes de convertirse en una bailarina de ballet profesional. Sin embargo, todo cambia cuando su amigo de la infancia aparece cuatro años después de haber sido secuestrado. Si bien esto podría significar alivio, felicidad, lo único que causa es que la frágil estabilidad de Theo empeore. Ya que el secuestrador termina siendo alguien a quien creía conocer: su ex novio.
    A lo largo de esta novela, Theo tiene muchas dudas acerca de lo que realmente pasó. ¿Acaso fue un secuestro o huyeron juntos?
   En este libro se hace mención a temas fuertes como el uso de drogas, el abuso sexual  y los desordenes alimenticios. Cada aspecto es tratado con respeto y no busca simplemente shockear al lector. Muestra una nueva cara del abuso y de los desordenes alimenticios que no suelen verse en muchos libros. En cuanto a lo último, se suele creer que una persona cae en los desordenes alimenticios por la presión social de tener un cuerpo perfecto. Si bien eso es posible, también suele ser mas complejo que eso. Theo no come o come poco porque es una de las pocas cosas de su vida que puede controlar.
   Si bien a veces deseaba sacudir a la protagonista, gritarle, debo admitir que es uno de los personajes más reales que he leído. Sí, a veces es frustrante, pero cuantas más paginas leía, más la entendía. A pesar de todo, ella también fue manipulada y a corta edad.
   Por último, si bien este libro no me hizo llorar, sí sentí un nudo en la garganta. El mensaje es claro: si necesitas ayuda, no tengas miedo y busca apoyo. ¿Lo recomiendo? Si te molestan o te impresionan algunas de las cosas que he mencionado, entonces no. Ya que todo es mencionado con sumo detalle, para que realmente puedas comprender lo grave de la situación. De lo contrario, sí lo recomiendo. 
   No es un cuento de hadas, no vi un "felices para siempre". Pero sí vi que hay esperanza, que se puede mejorar. Por ello y más, debo decir que me encantó y me alegra haberlo escogido ese día en la Feria junto con otro par de libros.  
    

9 may. 2015

Reseña: Over the Garden Wall

 Título: Over the Garden Wall (Sobre la Pared del Jardín, en español.)

 Episodios: 10

 Genero: Aventura, comedia, drama, fantasía.

 Fecha de Estreno en Estados Unidos:  3 de Noviembre.

 Fecha de Estreno en Latinoamérica: A Confirmar.

 Sinópsis: Wirt y su medio hermano menor Greg se pierden en un bosque llamado "The Unknown" ("Lo Desconocido"). Para poder llegar a sus respectivos hogares, deberán atravesar aquel bosque, donde encontrarán más de lo que esperaban. Animales que hablan, gente extraña y excéntrica, y alguien (¿o algo?) a quien llaman "La Bestia".


   Descubrí esta serie por pura casualidad, ya que aun no ha sido estrenada a Latinoamérica. No recuerdo exactamente como me cruce con  una imagen del show, pero la animación me pareció bonita. Luego, un vlogger publicó su opinión en YouTube y... el resto es historia.
   En fin, ¿qué puedo decir? Primero que todo, ¡la animación! Hay algo tan lindo sobre ello. Además, el ambiente en sí grita ¡Halloween! Veamos, están en un bosque, en otoño (se que aquí es primavera en Halloween, pero en todas las pelis es en otoño, así que me recuerda a ello), calabazas que hablan (y que dan un poco de miedo) y escenas un tanto... creepy.
Wirt y Greg: descripción gráfica. 
   La mini serie (cuyos episodios duran 11 minutos cada uno) fue creada por uno de los directores de Hora de Aventura (otro dibujo que me gusta), aunque esta serie es mas "oscura".
   Wirt, el hermano mayor, es un muchacho que tiende a ser realista y/o pesimista en la vida.  Otra característica suya es su forma de hablar, a veces hablando muy rápido y trabándose de vez en cuando. En cierto sentido, puedo verme identificada con él, ya que sin problemas admito que a veces hago gran drama por los problemas más minúsculos (¡pero luego me calmo, eh!). En lo que se diferencia a otros adolescentes (se menciona que va a la secundaria, pero no su edad exacta) es el hecho de recitar poesía, tocar el clarinete y tener conocimiento sobre diseño de interior.
  Luego está Greg, el hermano menor, quien es lo opuesto a Wirt: optimista, valiente (aunque tiene más que ver con el hecho de no comprender exactamente lo que ocurre) y extrovertido. Tiene una rana como mascota, a la que le cambia de nombre en cada episodio. No se sabe la edad exacta, pero no creo que tenga más de seis años.

  Hay situaciones ridículas, situaciones... tenebrosas y ambas son geniales. Además, debo decir que esta serie es impredecible. ¡No adivine nada! Todos los personajes, a pesar de las situaciones, se sienten muy reales; tienen virtudes y defectos. Puedo entender la frustración que siente Wirt ante ciertas situaciones, pero a veces no parece ser justo con su hermano. ¡Me frustra lo tierno que es Greg! Como quiere cantar, dice lo que piensa con esa inocencia de niño.
  Esta serie, además, tiene muchos simbolismos: la esperanza, la muerte y lo "desconocido". ¡Hay tantas teorías de qué es realmente lo desconocido! Si pueden verla, definitivamente la recomiendo. Aquí les dejo el prólogo, el cual se entiende mejor al terminar la serie (y en el epílogo).




27 abr. 2015

Adictos a la Escritura: Proyecto Abril - Mayo

 ¡Hola! Les traigo un ejercicio de Adictos a la Escritura, que consta en escribir un microrrelato. Sin más que agregar, aquí esta :)



 Había algo en ella, todos lo sabían. Esa sonrisa, esa mirada, ella sabía algo que tú no sabías. Jazmín, así la llamaban. O Elena. O María. Otros nombres más, seguramente, ¿cómo acordarse de todos? A veces sus cabellos eran largos y llenos de rizos, a veces (como en este instante) de color negro azabache, que apenas rozaban sus hombros. No era necesario que la mirases más de dos veces para notar que algo andaba mal con ella, muy mal.
 No importa cuan curioso seas, es mejor que no sepas su secreto. Después de todo, nadie que lo haya averiguado ha vivido para contarlo.

2 ene. 2015

Adictos a la Escritura: Carta a los Reyes Magos.

 Aquí les traigo una carta que escribí a los reyes magos, como ejercicios para Adictos a la Escritura. Es una carta personal y siempre se me da mejor escribir cartas desde otros de puntos de vista, menos el mío. Aun así, aquí esta.

 Queridos Reyes Magos,
  He leído en algún lado que, mientras van pasando los años, el interés por la navidad y sus regalos van decayendo. O, en caso contrario, que somos menos egoístas y apreciamos más lo que recibimos. Ya no somos niños después de todo, ya no nos interesa obtener el mejor juguete del mundo.
  No se si pueda realmente compartir esa opinión... 
  En fin, ¿qué quiero para este año? Si es posible, que no sea como el año pasado. Sin embargo, creo que puedo hacerme responsable de ello y ver que puedo cambiar.
¿Entonces?
  Quiero paz. No paz en el mundo (bueno, sí paz en el mundo, pero es algo tan grande para ustedes y la responsabilidad es nuestra), si no paz aquí. En mi casa, en mi mente. Mencione varias veces el tema de la responsabilidad, pero creanme cuando les digo que, lo que pido, cuesta mucho. Incluso cuando el intento manejar el stress, cuando intento decirme a mí misma que todo va a estar bien, alguien lo arruina. ¡La gente, claro! He conocido personas muy buenas el año pasado, así como todo lo contrario.
  Supongo que no puedo pedirles que no me pongan esa clase de personas en frente, siempre conoceremos a alguien así después de todo. Personas que tienen que decir su opinión, pese a que nadie le preguntó (y sobre temas relacionados y a MÍ y a mi vida, nada que les afecte a ellos), manipuladoras, egotistas... En fin, no espero que ustedes las alejen de mí y no puedo alejarme tanto de ellas. Lo que sí les puedo pedir (quiero creer que puedo), es que me den fuerza para soportar sus palabras y miradas prejuiciosas, que pueden arruinar mi día (o días) tan facilmente.
  Para el año, bueno, de eso se va a encargar una diosa del mar, supongo. La llaman Yemanyá, es de Brasil, mi tio y su novia me dijeron que le escriba una carta (si es que tres renglones puede considerarse una carta). ¡Espero que no les ofenda saber que la escribí a ella también! Fue la primera y, tal vez, la última vez.
  Todo lo demás lo compra el dinero. No seré rica, pero podemos costearnos lo material.   
  Espero que puedan traerme lo que pido y si no... Quiero creer que podre superarlo igual.

26 may. 2014

Proyecto de Mayo: Inverosímil.

  Bien, este proyecto forma parte del Proyecto de Mayo de Adictos a la Escritura. El tema consistió en lo inverosímil y, sinceramente, no se si lo hice bien ya que no tuve tiempo de leer obras de esa temática. ¡Pero, aquí esta! Con ustedes:
            El collar rojo.
(Les prometo que esta imagen tiene sentido)


  El joven Kenneth llegó a un pueblo desconocido, sin traer maleta alguna. Solamente un collar de piedras rojas y comida (¡Era un viaje en avión, y dos horas en colectivo!), incluyendo una enorme bolsa de papas fritas. Apenas hablaba el idioma, pero generalmente entendía lo que decían. En otra ocasión, se hubiese tomado el tiempo de recorrer el pueblo y relacionarse con la cultura... Pero no fue a eso a lo que vino.
Sabía que la encontraría en una pequeña cabaña, una cerca del río (una locación un tanto interesante). No era difícil encontrarla, ya que todos hablaban de ella pero nadie se le acercaba. Los únicos que le hablaban no eran de ese pueblo.
  Lo primero que hizo, por supuesto, fue dar tres golpes a la puerta. Nadie respondió. Tres golpes más. Nada... Exasperado, comió un par de papas fritas antes de volver a tocar. Sin embargo, esa vez la puerta se abrió sola.


  - ¿Hola? - preguntó mientras entraba al lugar. Si bien era oscura por fuera, por dentro era un tanto cálida.
  - Hola... - le respondió una voz. Kenneth miró hacia abajo y tuvo que ahogar un grito. A sus pies había un enorme lagarto azul, parado en dos patas, que le llegaba hasta la rodilla y... ¡Le había hablado! Casi había salido corriendo, hasta que escuchó otra voz.
  - Veo que ya conociste a mi dragón Bartosz.


  En frente suyo estaba ella, la bruja. Debía de tener unos noventa años, tenía el cabello gris muy largo y llevaba puesto un vestido azul que le llegaba a los tobillos.


  - ¿Dragón? ¡Eso es un lagarto obeso y super desarrollado!
  - ¡Soy un dragón! - replicó Bartosz, profundamente ofendido. - Estoy en etapa de crecimiento, ¿sabes?... Y tú no eres un modelo.
  - ¿Se puede saber que servicios necesitas de mí? - preguntó la bruja, impidiendo que Kenneth contestase al dragón.
  Entonces le contó todo lo sucedido, de como un ex empleado (que él había despedido, sí. Pero solo porque el hombre era un inútil)  le había dejado ese collar un día. Desde entonces había tenido un hambre insaciable, que no lo dejaba dormir y era muy molesto (sin mencionar que había subido nueve kilos). Resultaba ser que ese collar tenía una maldición y sin importar cuantas veces lo haya arrojado por el puente, seguía volviendo. La bruja lo tomó en sus arrugadas manos, analizándolo cuidadosamente mientras Bartosz y Kenneth peleaban por la enorme bolsa de papas fritas. “¡Aja!” dijo la bruja, lo cual hizo que ambos dejaran su infantil pelea por un momento. Entonces ella tomó un martillo, golpeó fuertemente el collar destrozándolo y Kenneth se sintió muy lleno de repente.


  - ¿Eso era todo? - preguntó confundido.
  - Sí, no entiendo porque no hiciste esto anteriormente...
  - P-pero... ¡Es mágico! Intente deshacerme de él sin éxito alguno, temía que si lo rompía cosas peores iban a suceder.
  - ¡Lo último solo sucede en las películas! Esto es la vida real...
  - Lo lamento, pero acabo de hablar con un dragón enano y rechoncho. No se usted, pero eso no suele aplicarse a la vida real. - La bruja simplemente se encogió de hombros. - Bien... ¿cuánto le debo?
  - Olvídalo, joven. No hice nada fuera de común...

    ¡Vaya! Todo un viaje para algo que podría hacer desde su casa... Cuando estaba saliendo, algo se le ocurrió.
  - Supongo que si sabe como deshacer maldiciones, también sabe como hacerlas.

  La bruja sonrió, mientras que Bartosz metía su cabeza en la enorme bolsa de papas.

25 feb. 2014

Reseña de películas: Sleeping beauty.

  Sleeping Beauty (La Bella Durmiente) es una película dramática de la directora Australiana Julia Leigh. Esta cuenta la historia de Lucy (Emily Browning), una estudiante universitaria que tiene varios trabajos: hace fotocopias en una oficina, trabaja en un café, etc. Sin embargo, un día va a otra entrevista, una algo peculiar. Lo que ella debe hacer es atender (como camarera) usando lencería.
   Esto es solo el principio, ya que luego recibe una "propuesta". Debe tomar una especie de té, el cual la induce en un profundo sueño. ¿El punto? Estar en ese estado en una cama, desnuda, esperando (en cierto sentido) a su cliente. Sin embargo, luego tiene una necesidad de saber lo que pasa cuando esta inconsciente. 




 
  Creo que puedo resumir lo que sentí al terminar de verla en un gif:
 

   También puedo definirla en una palabra: ¡tediosa! 
   Primero que nada, no pasa NADA. Hay escenas donde la protagonista esta limpiando mesas, fotocopiando y demás; todo sin dialogo o algo que la haga interesante. Simplemente la muestran limpiando por medio minuto y luego, ¡siguiente escena! No solamente sucede con escenas de limpieza, sino que son totalmente al azar... y sin sentido. Primero esta sentada en el sofá y quema un billete; luego esta en un auto y saca unos pequeños frutos de su bolsillo y los tira. Es todo tan random, que es como un cóctel que en vez de emborracharte, te aburre.   
   Otra cosa, y esto me molesto mucho, se sabe poco o nada sobre la protagonista. Bueno, en realidad no se sabe nada de nadie. ¿Por qué Lucy tenía tantos trabajos? ¿Qué estudiaba? ¿Cuáles era sus intereses? 


  Cuando leí la sinopsis (de otra página, ya que la de esta entrada la escribí yo), me pareció interesante. Me sonaba a que una chica se metía en algo sin saber bien, pero que el desconocer lo que hacían con su cuerpo la angustiaba. ¡SPOILER! Nada de eso pasa. Es más, aunque hubo escenas... "dramáticas", pero al desconocer a los personajes y a sus relaciones, es muy difícil sentir algo.
   Lo único bueno que puedo decir de esta película es que la escenografía es muy bella. ¿Vale la pena verla solo por eso? No para mí.